Los efectos de los antibióticos en nuestro cuerpo

Los efectos secundarios de los antibioticos en nuestro cuerpo

Los antibióticos representan una parte muy importante de la medicina moderna. Son los medicamentos más recetados por los médicos, ya que ayudan a reducir el porcentaje de complicaciones producidas por bacterias. Debido a su acción, el cuerpo incrementa su capacidad natural para combatir infecciones, consiguiendo eliminar las bacterias nocivas en poco tiempo y de forma eficaz.

Los antibióticos representan una parte muy importante de la medicina moderna. Son los medicamentos más recetados por los médicos, ya que ayudan a reducir el porcentaje de complicaciones producidas por bacterias. Debido a su acción, el cuerpo incrementa su capacidad natural para combatir infecciones, consiguiendo eliminar las bacterias nocivas en poco tiempo y de forma eficaz.

Pero, aunque los beneficios que aportan a la salud son evidentes, no podemos dejar de lado los efectos negativos más comunes  como la reducción de la flora bacteriana, diarrea, infecciones por hongos, entre otros, ocasionados por un consumo prolongado o frecuente.

 

¿Qué dicen los estudios sobre sus efectos sobre el cuerpo?

Los estudios acerca de los posibles efectos adversos de los antibióticos son extensos. Hoy en día sabemos que su consumo excesivo produce que las bacterias beneficiosas que habitan en nuestro cuerpo, 95% de ellas en el colon o intestino grueso, se destruyan, creando un desequilibrio en la flora bacteriana que puede conducir a diarreas y diversas molestias intestinales.

La ingesta de complementos probióticos puede contribuir a contrarrestar este efecto, especialmente durante el tratamiento con este tipo de medicación.

Pero una flora bacteriana debilitada no es el único problema de su consumo.Otros efectos comprobados por la ciencia son el incremento de la resistencia bacteriana, lo que nos hace propensos a otro tipo de infecciones como las causadas por hongos y virus.

Además , recientes estudios indican que los niños pequeños que consumen antibióticos con frecuencia, tienen mayor riesgo de padecer condiciones como asmo o sobrepeso en edad adulto.

 

Los posibles efectos de los antibióticos en la salud de los niños

Un reciente estudio llevado a cabo por la universidad de Helsinky, reveló que el abuso de antibióticos durante los primeros años de vida puede causar alteraciones en el sistema intestinal de los niños, aumentando el riesgo a sufrir de asma y sobrepeso en edad adulta.

 

Los efectos secundarios de los antibioticos en nuestro cuerpo

¿Qué problema existe con el uso de los antibióticos?

Como en tantas otras cuestiones en nuestra sociedad, el problema con los antibióticos no viene producido por la sustancia en sí, sino por el mal uso que se ha hecho de dicha sustancia.

El uso indiscriminado de los antibióticos ha sido tal promovido por intereses económicos de los laboratorios y por desinformación, que hoy en día sabemos que su uso estaba justificado tan sólo en 1 de cada 4 casos, es decir, de cada 4 prescripciones médicas que incluían los antibióticos, en 3 el uso del antibiótico no era necesario ni eficaz, poniendo así en riesgo la salud del paciente.

Por otro lado, a pesar de que su uso esté justificado, debemos ser conscientes de que tomar antibióticos trae consigo otras reacciones adversas en nuestro organismo y consecuencias que debemos valorar y tener en cuenta.

Debemos ser conscientes de que el uso de los antibióticos produce:

  • Resistencia bacteriana
  • Debilitamiento del propio sistema inmunológico
  • Contaminación medioambiental

 

Los antibióticos producen resistencia a las bacterias

La resistencia bacteriana es lo que ocurre cuando ciertas bacterias se vuelven resistentes a ciertos antibióticos. Es decir, han “superado” el “ataque” del antibiótico y ahora por lo tanto son bacterias más fuertes y resistentes, que darán lugar a generaciones de bacterias resistentes a ese antibiótico.

Es lo que ocurre cuando se utiliza muy frecuentemente el mismo antibiótico, no se administra la dosis correcta o se interrumpe el tratamiento antes de tiempo, permitiendo que la bacteria sobreviva y prolifere pero esta vez con mayor resistencia.

Cuando esto ocurre, para nuestro organismo será más complicado prevenir o combatir esa enfermedad de manera natural (porque la bacteria estará fortalecida), y a la vez, será más complicado encontrar otro antibiótico eficaz contra esa bacteria. Para ello los laboratorios farmacéuticos trabajan perfeccionando y modificando los antibióticos adaptándose a las nuevas generaciones de bacterias resistentes, lo que les asegura sin duda un negocio sin fin y muy lucrativo.

 

Los probióticos ayudan a recuperarte de los daños producidos por los antibióticos

Teniendo en cuenta que un antibiótico puede alterar la flora intestinal, la toma de probióticos regularía la inflamación intestinal que se produciría mientras ésta se recupera con el objetivo de que la diarrea no aparezca o sea de menor duración. Los probióticos en conjunto han demostrado disminuir la aparición de la diarrea asociada a antibióticos en un 50% ayudando a mejorar nuestra salud durante o tras la toma de antibióticos. Se recomienda, el uso de probióticos junto al tratamiento con antibióticos, incluso días después. Estos probióticos ayudarán a repoblar la zona afectada por el uso de antibióticos.


Leave a comment