Consejos para una buena alimentación durante el embarazo

El embarazo es una etapa muy especial para la mujer y como bien sabemos una dieta sana y equilibrada es importante durante toda la vida pero aún lo es más durante el embarazo, ya que una nutrición sana no solo repercute a la salud de la madre sino sino también al correcto crecimiento y desarrollo del feto

La alimentación en el embarazo debe ser sana, variada y equilibrada, lo que influye de manera fundamental en el desarrollo del bebé. Las necesidades del feto y de la futura mamá varían en función del trimestre de embarazo. Por ejemplo, antes de la concepción y durante el primer trimestre la madre debe tener reservas suficientes de ácido fólico, para prevenir defectos en el desarrollo del embrión. Además, los posibles trastornos, como las náuseas y los vómitos, pueden hacer que la embarazada tenga menos apetito o no tolere determinados alimentos. Por su parte, en el segundo y el tercer trimestre, la dieta de la embarazada puede variar.

Los beneficios de una alimentación sana en el embarazo

Consejos para llevar una vida más equilibrada durante el embarazo

No es cuestión de cantidad, sino de calidad: 

Recuerda que estar embarazada no significa comer por dos, sino mejor.

Hacer varias comidas al día:

Es preferible consumir pequeñas cantidades de comida a lo largo del día en lugar de hacer ingestas pesadas. Es preferible elegir como tentempié frutas o lácteos a lo largo del día entre comidas.

Es importante aportar nutrientes esenciales:

Es necesario aportar algunos nutrientes imprescindibles para el correcto desarrollo del bebé. No puede faltar calcio(desarrollo óseo), hierro (formación glóbulos rojos), ácido fólico (prevención defectos congénitos), yodo y omega 3(desarrollo cerebral y cognitivo).

Mantenerse hidratada:

El consumo de agua es muy importante en el embarazo, así como de otros líquidos, para mantener la hidratación adecuada. Facilita la digestión, la eliminación de toxinas y ayuda a aliviar las principales molestias del embarazo como el dolor de cabeza y el estreñimiento.

Alimentos seguros:

El pescado es una fuente importante de omega 3 y omega 6, nutrientes imprescindibles en el embarazo. De todos modos, se recomienda limitar la ingesta de ciertos pescados como el atún rojo y el emperador, por su contenido en mercurio. También hay pescados azules y blancos que se pueden consumir con total seguridad como el atún blanco, el salmón, la merluza y el lenguado. No se recomienda el consumo de pescado crudo como sushi o sashimi.

El jamón, ha estado siempre asociado al riesgo de toxoplasmosis pero investigaciones recientes descartan esta relación. Si el jamón está bien curado (más de 14 meses) y tratado parecen no existir riesgos. Otro alimento a tener en cuenta son los huevos. Se recomienda cocinar huevos para garantizar al máximo el riesgo de intoxicaciones por contaminación alimentaria como la salmonella.

Forma de cocinar los alimentos:

Evita añadir demasiada sal a los alimentos a la hora de cocinarlos. Cocinar a la plancha es una de las formas más saludables de preparar los alimentos, especialmente para carnes y verduras pues conservan sus valores nutricionales sin necesidad de aceites añadidos. Igual que al vapor, ideal para pescados y verduras.

Cuidarse antes y después del embarazo:

Es importante remarcar que una alimentación equilibrada debería ser una estilo de vida no sólo llevarlo a cabo durante el período de gestación. Después del embarazo y durante el período de lactancia, las demandas de la mujer también aumentan, y por tanto una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes, es necesaria.

¿Por qué la madre debe cuidar su alimentación durante el embarazo?

Asegurar una nutrición sana durante el embarazo va a permitir:

  • Cubrir las necesidades nutricionales de la mujer.
  • Satisfacer las necesidades del feto y así asegurar que nazca con un peso adecuado.
  • Disminuir el riesgo en la embarazada de diabetes gestacional, reflujo y obesidad, entre otras.
  • Prevenir en el embrión problemas en el desarrollo neuronal, alteraciones del crecimiento, síndrome metabólico, diabetes mellitus, malformaciones y obesidad.
  • Evitar déficits nutricionales como de hierro, ácido fólico, yodo o vitamina B12.
  • Preparar el cuerpo para el parto.
  • Promover la futura lactancia materna.
  • Mantener unos hábitos alimentarios saludables.
  • Aumentar las posibilidades de éxito de un nuevo embarazo.

¿Es diferente la alimentación durante el embarazo?

La alimentación que tiene que seguir una mujer embaraza no es muy diferente de la que debemos seguir en cualquier etapa de nuestras vidas. Pero lo que debemos tener en cuenta es asegurarnos el consumo de ciertos nutrientes, como la fibra, imprescindible para evitar el estreñimiento típico del embarazo, y las vitaminas. Del mismo modo  evitar ciertos alimentos que pueden perjudicar al desarrollo del bebé, como el consumo de dulces, bollería y el alcohol.

Los probioticos son beneficiosos para la salud de la madre y el bebe

Los complementos probióticos durante el embarazo

Tomar probióticos durante el embarazo contribuye a mejorar la salud de la madre y el feto y puede fortalecer el sistema inmunológico del futuro bebé.  Estas bacterias se adhieren al epitelio intestinal y colonizan todo nuestro intestino estimulando la flora intestinal, contribuyendo a regular la respuesta inmunológica de nuestro organismo y combate las bacterias patógenas que pueden causar enfermedades.

El complemento probiótico de Nutralie es una una fantástica idea si se desea mejorar la salud tanto de la madre como del feto durante el embarazo.

 

Si quieres saber más sobre los beneficios de los probióticos durante el embarazo.


Leave a comment